Embarazadas

Transitando el Embarazo 

En esta etapa, suceden un sin fin de cambios tanto internos como externos y con ello los altibajos de las emociones se hacen visibles a flor de piel. Suceden una avalancha de emociones que se ven aumentadas en esta etapa teniendo diferentes impactos tanto en la mujer  embarazada como así también en el bebé y en el entorno familiar, ya sea desde una intensa inestabilidad emocional, tristeza, estrés, miedos, inseguridades  y baja estima, como irritabilidad, angustias y preocupaciones por el después, por el futuro, que afectarán indefectiblemente tanto a la embarazada como al hijo dentro del vientre por venir,  que capta absolutamente todas esas emociones de su mamá, de su papá, sus hermanos, su abuela, haciéndolas propias. Sucede que  muchas veces no puede disociar si ese sentimiento, sensación o emoción es propia  o es una emoción que viene de afuera, de su mamá , entonces esto hace que  al momento de nacer ese niño se torna inseguro/con miedos a avanzar, con miedo a nacer, se retrotrae, se da vuelta, se enrosca en su cordón, puede tornarse un niño/a inseguro, tímido, rebelde, con un vínculo lastimado con su madre, con enojo hacia ella y demás.

Hay un vínculo muy estrecho y único con ese bebé desde un primer momento, desde la concepción y desde mucho antes, ya que esa alma pudo haber elegido esos padres y descender al vientre en busca de ellos y  tener su aprendizaje, como también aunque no quisiese descender al vientre, tendría que hacerlo igual, impulsado por los maestros y guías que lo acompañan en esa instancia  porque estaría  dentro del plano divino y tendría que encarnar en este plano en ese momento para comenzar a tener su aprendizaje con eso padres.

Es sumamente valioso sanar el vínculo con esa alma desde un primer momento, pudiendo ser el embarazo una etapa muy hermosa. Solo hay que estar preparada para los cambios que sucedan tanto externos como emocionales, hay que buscar el equilibrio y la paz emocional, y hacer que el vinculo con ese hijo por venir sea de amor, de alegría, entendimiento y sabiduría.

Te acompañaré e impulsaré  a sanar esas emociones  tuyas para que puedas transmitirle a tu hijo seguridad, amor, alegría, así como también te ayudaré  a sanar y a fortalecer el vinculo con tu hijo/a por venir   para que transites esta etapa de una manera segura y estable, llena de sueños, teniendo la fe y certeza de que estará todo dentro del plan Divino, que ese hijo tendrá algo que enseñarte con su llegada y que podrás tener tu aprendizaje como también, así él aprenderá contigo, acompañándote en tu caminar.